Inteligencia Emocional en Centros Educativos


Proceso educativo, continuo y permanente que pretende potenciar el desarrollo emocional como complemente indispensable del desarrollo cognitivo, constituyendo ambos los elementos esenciales del desarrollo de la personalidad integral. Capacitar al alumnado de conocimientos y competencias emocionales que le permitan afrontar la vida tanto personal como profesional con éxito y aumentar su bienestar a nivel de salud y de convivencia. (Bisquerra, 2000)


¿Por qué es tan importante desarrollar la inteligencia emocional?


El cambio en el paradigma de la inteligencia gracias a la Teoría de las Inteligencias Múltiples (H.Gadner) amplía el campo del concepto de inteligencia y reconoce lo que hasta entonces se intuía: que la brillantez académica no lo es todo, sino que el desarrollo de las competencias emocionales puede suponer hasta un 80% en el éxito de las personas.  Un ejemplo de ello son las personas de gran capacidad intelectual, pero incapaces de por ejemplo, elegir bien a sus amigos. Por otro lado, personas menos brillantes en el colegio, triunfan en el mundo de los negocios o en si vida personal. 

Mediante el desarrollo de las competencias emocionales, el alumnado aprende a emplear diversas estrategias emocionales como la regulación emocional, asertividad, empatía, resolución de conflictos...con el fin de hacer frente a situaciones emocionalmente difíciles, dentro del ámbito escolar y en contexto no escolar, familiar y social. 

Las emociones y las estrategias emocionales se pueden enseñar y aprender. y los centros educativos deben promover el desarrollo integral de la persona, en el que la dimensión emocional es esencial.


ARTICULO.- EL PODER DE LA PALABRA EN EL MANEJO DE LAS EMOCIONES



Solicite más información por teléfono o a través del formulario de contacto.